R A Y O   V E RD E   ( J U L I O   V E R N E R )

‚Äč

Fotos  /  Sergio Lopez

Producción  / M. Eugenia Ibarra

Pelo y Maquillaje  / Kathy Orthmann

Modelo  / María José Contreras

 

Pocas veces se tiene la oportunidad "de-ver el rayo ver-de" Este rayo se puede observar al seguir el sol cuando se pone en el horizonte del mar, hasta que la parte superior del disco desaparece, rozando la línea del horizonte. Es un rayo muy escurridizo y raro, pero es real. Se produce en el preciso instante en que el astro rey lanza su último fulgor, siempre que el cielo esté completamente despejado y transparente. 

 

Este fenómeno atmosférico llevó a Julio Verne a escribir El Rayo Verde, novela protagonizada por una joven que se embarca en una serie de viajes en la búsqueda del "Rayo Verde", para hacer realidad la leyenda que asegura que quien lo consiga ver jamás se equivocará en la elección de pareja y sabrá entender con claridad su corazón y el de las otras personas...Y aunque ella nunca llegará a ver el mágico rayo, finalmente encontrará el amor de su vida.

 

Estas líneas literarias sirven para adentrarnos en uno de los fenómenos mas esquivos que se conocen y a cuyo alrededor han crecido leyendas, mitos, sueños y fantasías.

 

He tomado la obra de Julio Verne como fuente de inspiración para esta colección, trabajando en base al color y sus fracciones para aparecer y desaparecer, creando degradés y armonía en sus mezclas, pasando por diferentes cromas de igual intensidad y dándole suavidad en sus combinaciones sin grandes contrastes. Los colores que predominan son: amarillo, verde, azul y mucho violeta. Los colores neutros, como blanco y negro, también forman parte de la colección, como metáforas del contraste entre día y noche.

 

El color ícono que siempre ha representado la marca es el verde, por lo que se encuentra en ciertas prendas para levantar la gama cromática utilizada, como destellos que iluminan y bombardean el “corazón” de ésta colección.

 

El fenómeno de “El Rayo Verde” ocurre cuando el Sol se acerca al horizonte y los colores de su disco quedan separados en violeta, azul y verde, pero como los dos primeros son dispersados por la atmósfera, sólo queda el verde durante una fracción de segundos.

 

La materialidad usada está compuesta por telas de punto y planas, todas livianas, en gasa, viscosa, lino y algodón. La tela plana que predomina es una tela de cuadros grandes, escocés, en diferentes colores. Los cuadros se tejen entre sí dando un efecto tornasolado y generando un degradé textil.

 

Las formas que he trabajado son femeninas, con terminaciones y detalles románticos tales como blondas, fruncidos, bordados y trenzas. Estos detalles se contrastan con los cuadros de las telas, haciéndolos menos naif. Las formas van desde sutiles volúmenes hasta algunos recogidos en la cintura o la parte inferior del busto.

 

Todo da como resultado una mezcla perfecta entre playa y ciudad.