SOUTH NODE II

It is the name of the new collection of RDG brand. The designer illuminates us with great delicacy through her handmade garments. From her current residence in the town of Navidad, located in Región de O’Higgins, her creations inspired by the countryside, the sea, the land and water take us to the daily work of women and men of these rugged coastal landscapes.

 

According to the artist's own reflections on her creative process, "the lunar nodes point to those points in the sky, where the orbit of the moon around the earth intersects with the orbit of the earth around the sun. The starting point is based on the concept that we are not on earth for the first time, but that we have accumulated experiences in past lives. In that sense, the sum of our previous experiences is in the southern node, symbolizing the areas that are familiar to us. "

 

A node is a space in which part of the connections of other real or abstract spaces that share their same characteristics converge and that, in turn, are also nodes. María Eugenia returned to her node once she presented her “In Orbit” collection in the United States. The need to return to her nest, to her southern node, reconnected her with her roots and origins.

 

This is how in this new collection, the designer mixes, recycles and reinterprets personal influences to create a unique point of view that portrays the diversity of cultures, periods of time and influences, like a tapestry of what contemporary Chile is. She looks at her country from the past, the present and the future with poetry, humor, texture and a lot of color.

 

With a feminine look, the designer mixes in her new collection the techniques of nets, marine knots, the natural wear of perlon in fishing, and macramé, all of them influenced by the ocean. Sheep wool and alpaca are part of her inspiration around the earth. Thus, her creations return back to their origins and to our roots.

Text / Francisca Jiménez

Photos /  Loreto Gibert

Styling  / M. Eugenia Ibarra

Hair & Make Up  / Gabriela Arévalo

Models / Barbara Brito * ELITE MODELS

Photo Assistant / Pia Carrasco

Art / Paul Fuguet

 

SOUTH NODE II

Nodo Sur es el nuevo proyecto de la talentosa diseñadora María Eugenia Ibarra quien, a través de su marca Ropa de Género (RDG), nos ilumina a través de sus prendas hechas a mano, con gran delicadeza. Desde su actual residencia en la localidad de Navidad, ubicada en la VI Región, sus creaciones inspiradas en el campo, el mar, la tierra y el agua nos trasladan al quehacer cotidiano de las mujeres y los hombres de esos agrestes paisajes costeros.

 

Según reflexiones de la propia artista en torno a su proceso creativo, “los nodos lunares señalan aquellos puntos en el firmamento, donde la órbita de la luna alrededor de la tierra intersecta con la órbita de la tierra alrededor del sol.El punto de partida se basa en el concepto de que no estamos por primera vez en la tierra, sino que hemos acumulado experiencias en vidas pasadas. En ese sentido, en el nodo sur está la suma de nuestras experiencias anteriores que simbolizan las áreas que nos son familiares.” 

 

Un nodo es un espacio en el que confluyen parte de las conexiones de otros espacios reales o abstractos que comparten sus mismas características y que, a su vez, también son nodos. María Eugenia volvió a su nodo una vez que presentó su colección In Orbit en Estados Unidos. La necesidad de volver a su nido, a su nodo sur, la reconectó con sus raíces y orígenes.

 

Es así como en esta nueva colección, la diseñadora, mezcla, recicla y reinterpreta las influencias personales para crear un punto de vista único que retrata la diversidad de culturas, períodos de tiempo e influencias, como un tapiz de lo que es el Chile contemporáneo. Ella mira a su país desde el pasado, el presente y el futuro con poesía, humor, textura y mucho color.

 

El tejido ha sido la técnica principal de RDG desde sus inicios. Al construir y deconstruir las técnicas locales, el grupo de tejedoras con las que trabaja logra nuevos volúmenes y relaciones de las fibras a medida que se relacionan con el cuerpo. Esta situación sucede durante las conversaciones sobre el hacer de mujeres y pescadores de la zona en que está enfocado su trabajo y las exploraciones del potencial completo del material y la técnica.

 

Con una mirada femenina, la diseñadora mezcla las técnicas de las redes, los nudos marineros y el macramé en su nueva colección con influencia en el océano. Las materialidades de la lana de oveja y la alpaca son parte de su inspiración en torno a la tierra. Así, sus creaciones vuelven nuevamente al origen y a nuestras raíces.

Texto / Francisca Jiménez

Fotos  /  Loreto Gibert

Producción  / M. Eugenia Ibarra

Pelo y Maquillaje  / Gabriela Arévalo

Modelo  /  Barbara Brito* ELITE MODELS

Asistente de Fotos / Pia Carrasco

Arte / Paul Fuguet